Login

María Laborda fotos sheilaLa escaladora aragonesa María Laborda ha sumado un nuevo record en su trayectoria deportiva al ser elegida con solo 16 años como componente de la Selección Absoluta, con la que va a competir en 2021 como representante española en la Copa del Mundo de Escalada de Velocidad. Será el miembro más joven de la selección y la primera deportista española en disputar todo el circuito.

 

Logros como ser la primera española en bajar los 9 segundos en el muro de Velocidad han llevado al seleccionador nacional, David Macías, a hacerla pasar ya de la Selección Juvenil a la mayor, con lo que la deportista se enfrentará a nombres como Yulia Kaplina, que ostenta el actual record mundial. “Participar con la Selección es lo más como deportista. Competir en internacionales es un sueño que se va cumplir, aunque este año el objetivo tiene que ser aprender; intentaré disfrutar, progresar y coger experiencia al máximo” ha señalado la escaladora ante este reto, aunque también añade su meta de “hacer una buena marca en las competiciones españolas y bajar el récord nacional”.

María Laborda. FOTO Sheila FarrellEl calendario para 2021de competiciones de la Federación Internacional de Deportes de Escalada (IFSC) incluye siete competiciones puntuables para la Copa del Mundo de Escalada de Velocidad. Tras acomodar el calendario a las circunstancias sanitarias, la primera prueba será el 30 de mayo en Salk Lake City (EEUU) y hasta octubre pasará por Villars (Suiza), Moscú (Rusia), Seul (Corea), ), Xiamen (China), Wujiang (China) y Yakarta (Indonesia).

Además, la aragonesa compaginará su participación en la categoría absoluta con otros títulos como la Copa de Europa Juvenil, que se disputará en cinco pruebas a lo largo de julio.

María Laborda Sagaste (2004), vive en Ejea de los Caballeros, Zaragoza, donde estudia en el instituto Reyes Católicos. Como escaladora comenzó a competir en los Juegos Escolares de Aragón como miembro del Club de Montaña Exea; con la Federación Aragonesa de Montañismo entró en el Grupo de Tecnificación de Escalada Deportiva de Aragón (GTEDA), en lo que la deportista señala como “mis inicios más serios en cuanto a trabajo planificado, porque este deporte es individual pero hay mucha gente y trabajo detrás”. Con el equipo aragonés consiguió en 2018 el tercer puesto en el Campeonato de España Cadete y en 2019 la medalla de bronce en la categoría sub-16 del Campeonato de España de Velocidad, aunque ya en la fase clasificatoria consiguió un hito al establecer un nuevo record nacional, y solo un resbalón la dejó fuera de la final.

También en 2019, sus resultados con el equipo autonómico le dieron el pase al Campeonato del mundo de Escalada en Edad Escolar en Aubenas (Francia), donde cosniguió el oro en las tres modalidades de la competición: Velocidad, Dificultad y Boulder; además su triunfo también decisivo para que la selección española se alzara también con el primer puesto por equipos.

El pasado mes de julio se integró en la Selección Nacional Juvenil, como única miembro femenina en la sección de Velocidad. En un año con todas las competiciones suspendidas, María ha seguido progresando y en uno de los entrenamientos del combinado se convirtió en la primera española en bajar de los 9 segundos en esta disciplina, que certificaron sus condiciones para pasar a la máxima categoría.

Tras batir su propio tiempo en distintos entrenos, su marca personal está ahora en 8.66 segundos. El actual record mundial femenino lo consiguió la rusa Yulia Kaplina el pasado noviembre, en 6.96 segundos; mientras que el masculino lo posee desde 2017 el iraní Reza Alipour, con 5.48 segundos.

ESCALADA DE VELOCIDAD, “UNA PRUEBA QUE LO TIENE TODO”

María LabordaLa Escalada de Velocidad es una modalidad que ha comenzado a extenderse en España en los últimos años, desde que en 2016 el Comité Olímpico Internacional (COI) incluyó como deporte para Tokio 2020 la escalada en su formato combinado, en el que se suman los puntos conseguidos en las tres variedades del deporte, junto con la Dificultad (escalada vertical con cuerda) y el Boulder (bloques de pequeña altura y gran dificultad, sin cuerda). Sin embargo, se trata de una competición en auge por su espectacularidad y dinamismo.

En las competiciones de Velocidad, los deportistas se enfrentan por parejas en un circuito estándar fijo de 15 metros de altura (un poco más de tres pisos de altura) con 20 agarres para las manos y 11 para los pies. Al conocer los pasos precisos, se trata de una carrera vertical, en la que los participantes explotan al máximo su fuerza y agilidad para ser los primeros en llegar a la cima.

María Laborda señala: “Sin lugar a dudas la modalidad de velocidad me ha atrapado. Destacaría que es una prueba que lo tiene todo: Agilidad, fuerza, potencia y coordinación, y visualmente es espectacular”.

La deportista destaca que en España solo existen dos muros homologados para esta competición, en Madrid y en Pamplona, lo que supone que “el entrenamiento específico lo tengo que hacer sí o sí en Pamplona y eso conlleva muchos desplazamientos” y se ha sumado a los problemas para entrenar con constancia este año. Ahora señala que “los objetivos está claros: progresar, aprender temporada tras temporada, y si las cosas van saliendo bien es posible alcanzar una meta soñada: las Olimpiadas”. En la cita de 2024, en París, el COI ha confirmado que los escaladores competirán por dos medallas: una se decidirá en una competición combinada de Boulder y Dificultad y la otra exclusivamente en Velocidad.

Foto de cabecera: SHEILA FARRELL MCCARRON

 

suplementos

Volver